9/23/2016

Hoy en la unidad de drama, los chicos del segundo ciclo escribiendo lo que sería su debut teatral. Reescribiendo clásicos o bien adaptando obras ya existentes de acuerdo a su imaginación, siguiendo el esquema de texto prima + texto b=representación. Léase texto prima como la obra original y texto b como su guión dramático. Había libertad temática, siempre y cuando siguieran la estructura interna y externa. Eso les dio pie para creaciones un tanto bizarras, libre lectura de obras que incluso se alejan de lo comúnmente conocido como teatro. Uno de los grupos dijo que haría una versión dramática de Alicia en el país de las maravillas, solo que sería más bien la tercera parte llamada "Alicia a través del ácido", la cual completaría, según ellos, una trilogía. "La versión psicodélica" repitió uno de los cabros. Algunos de hecho se debatían en broma sobre si utilizar de verdad ácido o solamente éxtasis para ese día. "Son weas y efectos distintos", insistía otro, como haciendo gala de su experiencia. Por otra parte, un grupo tenía pensada la interpretación dramática de la película "Proyecto X", la cual llamarían precisamente "Proyecto X: Chile". Dijeron si podían traer la obra filmada para luego visualizarla el día de las representaciones, puesto que esa obra requería de un ambiente festivo en la casa de alguien, y de alguien filmando lo que ocurriría. Se les concede esa libertad, pero acotada a los parámetros del guión, del texto escrito como su "biblia" representativa. Fuera de hueveo, el potencial ficticio de los cabros en su mayoría se hace notar, aunque todavía bajo el sesgo de la dispersión y el descriterio. Se les brinda un margen de subjetividad, y afloran de inmediato conceptos como droga y como fiesta. Para ellos, en eso consiste el teatro de la vida. Para ellos, lo dionisíaco -interpretado libremente- siempre la ha llevado.

9/22/2016

La soledad no puede ser otra cosa que un limbo o una carretera abierta hacia cualquier parte...
La corrección política: la distopía que también de alguna manera predijeron los grandes profetas del siglo pasado. Un estado de Huxley en su Mundo Feliz. Un estado que ya no se debate entre ideologías sino que en un ejército de correcciones políticas que crecen en masa minando cualquier atisbo de excentricidad.

9/21/2016

Las excusas de inasistencia de los estudiantes cada vez más ingeniosas e imaginativas. Eso demuestra que su capacidad ficcional se mantiene intacta. Solo que su líbido en su mayoría no está orientada al estudio. Llamésmole estudio a todo lo que la institución y el curriculum estipula como lo oficial, como el camino a seguir. Sucede que los cabros hacen vida escolar de manera lateral al estudio. La verdadera vida escolar para ellos se da en forma de resistencia al parámetro establecido. Proceso natural o deliberado sabotaje al convencionalismo de la educación. Como sea, el profesor tampoco se resta a este fenómeno. De hecho, es su parte crucial. Su vida a ratos se debate entre lo oficial, lo que se espera de él como agente pedagógico, y lo que realmente la experiencia le enseña y le demuestra con creces. También ejerce un proceso lateral. También perdura a expensas de la regla. También hace de su ocio algo sagrado que debe conservar mientras hace del trabajo su arma de sobrevivencia. Sin aquel proceso quizá no podría hablarse de vida escolar en toda su amplitud y tampoco de aprendizaje en su sentido lato. Mucho menos de vida en su sentido práctico.

9/20/2016

La escritura como la vida: no cesa porque sabe que no acaba; O como la muerte: no cesa porque sabe que su destino es irremediable.